Durante la primera jornada de los Carnavales Caroyenses los agentes de Defensa Civil intervinieron asistiendo a un menor que se atragantó con un chupetín.

El niño tenía síntomas de asfixia pero el personal técnico del área le practicó ejercicios de primeros auxilios.

Según informaron desde la Municipalidad caroyesen, se le aplicó la Maniobra de Heimlich.

Afortunadamente el pequeño pudo recuperarse en el momento y se encuentra en perfecto estado de salud.