Una chica de 14 años murió en la mañana de este jueves luego de que la policía de Los Ángeles disparara a un sospechoso. La menor estaba en el cambiador de un local de ropa junto a su madre cuando los agentes efectuaron el disparo. Según informaron las autoridades, una bala atravesó la pared y alcanzó a la víctima.

Este viernes, la nena que se encontraba en la tienda Burlington, en la zona de Hollywood Norte, fue identificada como Valentina Orellana-Peralta.

El jefe asistente de la Policía de Los Ángeles, Dominic Choi, aseguró que las autoridades la encontraron después de ver un agujero en “una pared sólida a través de la que no se veía”.

La policía también mató al sospechoso de agresión en el incidente. El hombre había amenazado con lanzar objetos desde un piso superior y había atacado a una mujer con un candado de bicicleta poco antes del mediodía, mientras el local estaba repleto de gente haciendo compras navideñas, según dijeron testigos a KCBS-TV.

”Este incidente caótico que resultó en la muerte de una niña inocente es trágico y devastador para todos los implicados’', apuntó el jefe de policía, Michel Moore, en un comunicado.

Y agregó: “Lamento profundamente la muerte de esta niña y sé que no hay palabras que puedan aliviar el dolor inimaginable de la familia”.

Además, prometió una “investigación exhaustiva, completa y transparente” del tiroteo. También indicó que el lunes se publicará un video que incluirá llamadas al 911, imágenes de cámaras corporales y otros videos.