Cada 24 de noviembre se celebran alrededor del planeta dos sucesos muy importantes para la humanidad, y estos son la publicación de “El origen de las especies” de Charles Darwin.

Este 24 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Evolución debido a dos sucesos muy importantes dentro de la comunidad científica. Foto Archivo.

Y el hallazgo de un esqueleto perteneciente a un homínido muy antiguo, conocido luego por el nombre de “Lucy”, hecho que llevó a cabo el arqueólogo Donald Johanson. Estos sucesos hacen que cada 24 de noviembre se celebre el Día Mundial de la Evolución.

En la actualidad, Charles Darwin es conocido en cada rincón del mundo por su escritura “El origen de las especies”, que fue publicada en 1859. Además, fue un científico naturalista británico, quien se dedicó al estudio de las especies.

A su vez, Donald Johanson es un paleoantropólogo norteamericano contemporáneo que nació en 1943 y se hizo mundialmente famoso por el descubrimiento de una hembra de homínido de más de 3 millones de años de antigüedad, situada en el triángulo de Afar, en Etiopía.

“El origen de las especies”

Esta obra de Charles Darwin se publicó por primera vez un 24 de noviembre de 1859 y fue considerado uno de los precursores de la literatura científica y el que le da fundamento a la teoría de la biología evolutiva.

Originalmente, esta obra se dio a conocer como “El origen de las especies por medio de la selección natural, o la preservación de las razas favorecidas en la lucha por la vida”, para luego en 1872 adoptar el nombre con el que finalmente pasaría a la posteridad y conocimiento de toda la humanidad.

Charles Darwin afirmó que todos los seres vivos del planeta descienden de un origen en común que fue evolucionando. Foto Archivo.

A través de este escrito, Darwin introdujo la teoría científica, afirmando que las poblaciones evolucionan durante el transcurso del tiempo y las generaciones a través de un proceso que se conoce como selección natural.

Y además, presentó pruebas sobre que la diversidad de la vida surgió a partir de la descendencia común y a través de un patrón ramificado de la evolución.

Por lo tanto, Darwin afirmó en su obra que toda forma de vida descendería de un antepasado común. Y llegó a esta conclusión tras una detenida observación e investigación, que incluye que todo este proceso se da a partir de la selección natural.

El hallazgo de “Lucy”

En el año 1974, precisamente ese 24 de noviembre, los arqueólogos Tom Grady y Donald Johanson, hallaron en el triángulo de Afar, en Etiopía, el esqueleto muy bien preservado de la especie “Autralopithecus afarensis”.

El esqueleto pertenecía a una hembra de homínido de más de 3 millones de antigüedad, a la que nombraron como “Lucy”. El hallazgo sorprendió al mundo, no solo por el suceso científico, sino porque además los restos fósiles estaban bastante completos, y una gran cantidad de huesos conservados.

La imagen que se recreó acerca de Lucy. Twitter @mna_inah Foto: @mna_inah

A Lucy la encontraron en medio del desierto, pero se supo que hace millones de años atrás, esa región de África Oriental era un lago.

Por estos motivos es que cada 24 de noviembre en todo el planeta se reconoce a esta jornada como el Día Mundial de la Evolución, porque ambos sucesos marcaron un antes y un después en las investigaciones y teorías científicas que intentan explicar acerca de este tema que interpela nuestros orígenes.