Coco es el nombre del perro que se volvió viral en las redes sociales esta semana. Llegó a Ezeiza junto con su dueño Franco Gavidia, un argentino que se encontraba viviendo en Hungría, pero que a partir de la guerra entre Rusia y Ucranía, decidió regresar a casa.

Sin embargo, la pesadilla no terminaría. Al ingresar al aeropuerto internacional las autoridades no dejaron entrar al perro al territorio al no contar con la vacuna antirrábica.

Le dieron dos soluciones a su dueño: deportar o sacrificar al animal.

Coco, el perro varado en Ezeiza Foto: Coco, el perro varado en Ezeiza

Gavidia rápidamente contó esta situación y distitnas ONGs se acercaron a ayudarlo. Incluso, se creó una cuenta de Instagram llamada “Coco Libre”, para ejercer presión.

Finalmente, el SENASA y la Aduana dieron otra resolución al conflicto: el perro debe cumplir 10 días de aislamiento en el aeropuerto.

Este viernes se vieron las primeras imagenes de Coco en un predio de Migraciones con una manta color naranja. Además, en un video se lo ve jugando con una pelota en el pasto.

Para la noche, se le proporcionó una jaula con techo. Se informó además que se le proporcionará agua y alimento durante los diez días de aislamiento que deberá cumplir.

Qué dijo el dueño de Coco

Franco Gavidia agradeció a todos los que volvieron viral el hastag #LiberenACoco.

“Hasta hace dos días, detrás de Coco había una familia de tres personas. Ahora, Coco ya es parte de muchas familias argentinas”, dijo.

“No sabemos por dónde empezar a agradecer a tanta gente que nos ayudó, ofreció su ayuda y que empatizó con la situación de Coco. Estamos muy agradecidos y todavía tratando de dimensionar lo que se logró y hasta dónde llegó todo”, agregó.

Coco, el perro varado en Ezeiza Foto: Coco, el perro varado en Ezeiza

Sobre el conflicto, contaron que el pasado miércoles pensaron “lo peor” y que se sentían “totalmente solos”. “Todo eran malas noticias”, contaron, sin embargo, el alivio finalmente llegó y cada vez están mas cerca de reencontrarse con su amigo canino.