Un hombre fue detenido ayer en Puerto Iguazú, acusado de intentar raptar a una niña de 7 años en el barrio Mbocay. El hecho ocurrió en horas de la noche del sábado y entonces el agresor fue retenido por los vecinos del lugar, pero logró escapar. El sospechoso, según se reconstruyó con base en fuentes policiales y judiciales que intervienen en el hecho, pertenece a una comunidad guaraní y podría ser trasladado a audiencia indagatoria mañana.

Todo empezó a desarrollarse cerca de las 21.30 del sábado. Una mujer de 62 años domiciliada en el mencionado barrio expresó que caminaba con su nieta de siete años en cercanías a un arroyo cuando apareció un sujeto y quiso tomar a la pequeña por la fuerza y llevarla a una oscura zona de tacuaras.

La mujer describió al agresor como un hombre de baja estatura, tez morocha y cabellos negros que vestía una remera negra y pantalón negro. Dijo que cuando notó lo que estaba sucediendo empezó a gritar y pedir ayuda, razón en la que fue asistida por los vecinos del lugar.

Los habitantes del lugar rápidamente intervinieron en el hecho y evitaron que el hombre se vaya con la niña. También lo retuvieron y ataron a un árbol con un tensor de cable de fibra. Sin embargo, en un descuido el agresor pudo liberarse y huyó con dirección a la aldea Fortín Mbororé.

Efectivos de la Unidad Regional V llegaron al lugar llamado por los vecinos. Un médico policial revisó a la niña y determinó que no tenía lesiones visibles. Se tomaron las correspondientes testimoniales y se inició la búsqueda.  Según detallaron fuentes de la fuerza, luego de una jornada de búsqueda ayer por la tarde los uniformados apresaron a un sospechoso con las características del agresor. El sujeto fue alojado en una celda a disposición del Juzgado de Instrucción N°5, a cargo del juez Martín Brites.

Intento de rapto de una menor en Puerto Iguazú.

Los investigadores esperan avanzar con más elementos que lo relacionen con el hecho, como el secuestro de las prendas que llevaba al momento del hecho. En principio, las características del hombre son coincidentes con las imágenes, fotos y videos, tomadas por los vecinos cuando el agresor estuvo cautivo.

Luego de la confección del sumario policial, el hombre será trasladado al Juzgado, donde escuchará los elementos en su contra y será imputado formalmente por el hecho. También tendrá la posibilidad de dar su versión de los hechos. La investigación avanzará luego con la citación de los implicados para su declaración testimonial y también la pequeña podría declarar en Cámara Gesell.