Ayer por la mañana, bomberos voluntarios de Puerto Iguazú rescataron a una mascota que había caído a un pozo de 10 metros de profundidad.

Tras la llamada a la guardia, los bomberos acudieron a la vivienda ubicada en el barrio 25 de Mayo, donde un pollo, mascota y amigo de la hija de la propietaria se había caído a un pozo de considerable profundidad.

Un grupo del GERSI fue hasta el lugar logrando rescatar con éxito a tan mimada mascota. La propietaria quedó muy agradecida con los Bomberos porque su hija podrá seguir disfrutando mucho más tiempo de su mascota.