Luego de que los vecinos de Puerto Esperanza realizaran una caravana para reclamar más seguridad en la localidad, el intendente, Alfredo Gruber, reconoció como legitimo el reclamo pero advirtió que la presencia de dirigentes opositores hicieron que se mezclara la política.

"El reclamo por más seguridad en nuestro pueblo es legítimo, pero me parece que se está mezclando con la política. Hemos visto a concejales, ex concejales y dirigentes de la oposición incentivando la marcha llevada a cabo el lunes en horas de la noche", señaló Gruber en El Territorio.

Este martes, los vecinos salieron en sus autos y en una caravana con bocinazos durante una hora, pidieron que la policía y la justicia actúen ante los hechos delictivos, que según ellos, aumentaron durante la pandemia.

"La Municipalidad junto al Concejo Deliberante, venimos trabajando para paliar esta situación; con recursos genuinos instalamos cámaras, logramos que el Gobierno Provincial nos entregue dos camionetas cero kilómetro (para el Comando y la Comisaría), gestionamos la relocalización del Comando Radioeléctrico de la ruta nacional 12, al barrio El Progreso cubriendo varios barrios populosos aledaños. Somos conscientes de los hechos delictivos que aquejan a la comunidad en los últimos tiempos, y nos estamos ocupando también con el Foro de Seguridad. Asimismo, solicitamos a la jefatura local del Distrito Emsa para que agreguen más alumbrado público", enumeró Gruber.