La interrupción en la normalidad del servicio, se da por el cambio de una bomba.


Según indicó el Instituto Misionero de Agua y Saneamiento se reducirá la distribución de agua potable por tareas de mantenimiento en el municipio de Puerto Iguazú. El objetivo es reemplazar un equipo de bombeo para optimizar el servicio.

Las tareas comenzaron este lunes y finalizarán mañana, martes, a última hora. El trabajo se realiza en el predio de la toma de agua del rio Iguazú, donde reemplazarán un viejo equipo de bombeo por uno de mayor capacidad.

Si bien desde el organismo aclararon que no se interrumpirá completamente el servicio, no será suficiente para abastecer a toda la ciudad. Los barrios más afectados será las zonas altas, por tal motivo solicitaron a la comunidad hacer uso racional del líquido vital.




Comentarios