Desde la municipalidad, piden responsabilidad a la hora de tirar este tipo de elementos.


Durante la mañana del lunes se conoció, por medio de las redes sociales, el caso de un recolector de residuos de la localidad de Puerto Iguazú que sufrió un accidente con una jeringa que se encontraba en una bolsa arrojada a la basura. Los trabajadores de este ámbito a menudo se ven expuestos a este tipo de lesiones por descuidos de los vecinos que arrojan objetos cortopunzantes mezclados con los residuos comunes.

El municipio solicitó a los residentes de la localidad tener a bien de discriminar este tipo de elementos dentro de cajas o bolsas separadas, ya que podrían poner en peligro la salud de los trabajadores de este rubro. Desde el sector de Prensa de la Municipalidad, se elevó un pedido de responsabilidad a la población.

Juan Suarez, director de Obras Públicas de la localidad, hizo público en las redes sociales la imagen del accidente, y apeló a la empatía de los vecinos para que tomen mayores recaudos en próximas situaciones. Al respecto comunicó que “las fotos hablan por sí solas, hecho ocurrido hace unas horas. El compañero de recolección retirando la basura del cesto se encuentra con una jeringa que le produce el corte. Se solicita a los vecinos la máxima colaboración, colocar las jeringas en una botella de plástico o caja cartón. Cómo corresponde”




Comentarios