Afirman que fuera del centro la capacidad aumenta hasta un 70% por lo que deciden abandonar el área.


El presidente de la Cámara de Comercio Exterior, Industria y Afines de Puerto Iguazú, Joaquín Barreto, afirmó que la mayoría de los negocios ubicados en la zona céntrica de la ciudad, decidieron trasladarse hacia afuera para mejorar su capacidad de ventas.

“La mayoría de los comercios que están en el centro de Iguazú están con las puertas cerradas, y los pocos que aún se mantienen, tienen apenas un 20% de ventas físicas de lo que solían vender previo al aislamiento preventivo. Los únicos que lograron mantenerse, en este contexto, son los negocios que están en los barrios, que tienen hasta un 70% de capacidad de venta. Ante esta situación, muchos de los comerciantes decidieron migrar hacia los barrios, que además ofrecen los alquileres mucho más económicos de los que ofrece el centro”, detalló el dirigente en El Territorio.

Barreto admitió que el rubro más afectado es el de los regionales, que venden recuerdos y artículos generalmente a los turistas, por lo que, ante la ausencia de estos, la actividad se resintió.

“Estos comercios que dependen del turista de otras provincias o el extranjero, que busca algo regional para obsequiar a familiares y amigos o simplemente para recordar las Cataratas, son los más golpeados, porque no tienen perspectivas de apertura para la visita de este tipo de turistas. El turista misionero no compra obsequios de la zona”, precisó Barreto.




Comentarios