La droga viajaba disimulada en paquetes de encomiendas a varios destinos del país.


Investigadores de Gendarmería Nacional consiguieron desbaratar una red delictiva que enviaba cocaína a distintos puntos del país mediante encomiendas que salían desde Puerto Iguazú.

Según informó El Territorio, en uno de los últimos decomisos se secuestraron panes de la droga, que estaban ocultos en el interior de un compresor de aire que tenía como destino final la provincia de Chaco.

El trabajo investigativo comenzó luego de un procedimiento concretado en junio pasado en un control hecho por miembros del Grupo Operativo de Investigación y Procedimientos pertenecientes al Escuadrón 6 ‘Concepción del Uruguay’, en cercanías de la localidad entrerriana de San José. En esa oportunidad se detectaron diez paquetes que contenían 10 kilos de la droga ocultos en un compresor de aire.

Se supo que la máquina había sido despachada en Misiones, desde una empresa de encomiendas. Por esta razón, desde el Juzgado Federal interviniente, se dispuso distintas tareas de vigilancia y seguimiento en Chaco, lugar de destino de la droga.

A partir de esto se logró la detención de tres implicados en la banda, además del secuestro de una importante cantidad de dinero en efectivo, como así también distintas armas de fuego y dos vehículos que eran utilizados por la organización.




Comentarios