El herido tiene tres hijos y no podrá trabajar en su actividad de albañil.


Miriam Paniagua, la mamá de Fabián Colman, el joven que recibió un disparo en la pierna y por el que acusan a un oficial de la Policía Federal, aclaró que su hijo no estaba cometiendo ningún delito en el momento del disparo.

“Discutían porque a esta persona le molestaba que un grupo de cuatro personas estaban en el medio de la calle. Entonces mi hijo sale a ver y le pregunta qué pasa al policía, éste no sé qué le responde porque no me dijeron y ya le estaba apuntando a otro chico y estaba con una pistola 9 milímetros en mano, bastante alcoholizado”, apuntó.

La mujer señaló además que apuntó contra su hijo. “Al dejar de apuntar a la otra persona, le apunta a mi hijo, él pega el salto y le agarra en la gamba, en el cuarto izquierdo”, indicó.

Paniagua dijo que el muchacho tiene la pierna inmovilizada. “Recién ayer (el lunes) el médico le inmovilizó la pierna, le pusieron un clavo porque la pierna estaba muy hinchada. La bala destrozó todos los huesos y quedó en el tejido antes del cuarto, no llegó a salir”, afirmó.

El herido tiene tres hijos menores de edad por lo que la herida de bala le traerá complicaciones para trabajar. “No va a poder ni siquiera capaz arrodillarse para trabajar, para lo que hace, él es un albañil”, lamentó la mujer.




Comentarios