Inició como una pelea por cigarrillos y derivó en el pedido de mejores condiciones.


A los últimos minutos de la noche del jueves se produjo un motín con fuego, peleas y heridos, en un pabellón donde se alojaban 33 detenidos de la Unidad Regional V de Puerto Iguazú. Los equipos de Infantería debieron intervenir para sofocar el fuego de colchones y las peleas que se desataron.

El incidente se originó en el pabellón 2 sobre la avenida Victoria Aguirre. El motivo habría sido una pelea por cigarrillos y derivó en un pedido por mejores condiciones. En el medio hubo un enfrentamiento a golpes cuyos principales protagonistas fueron cinco detenidos con causas federales.

Un paraguayo de 21 años alojado allí bajo investigación del juez de Eldorado, Miguel Ángel Guerrero, y un brasileño de 24 bajo disposición del Tribunal Federal de Posadas, comenzaron a golpear las rejas y motivaron al resto de sus compañeros a generar más ruido y temor.

Estos dos motivaron a los demás detenidos y nadie aceptaba dialogar con los guardias del momento, como tampoco con ningún tipo de mediador que no cumpliera de inmediato con sus exigencias de ser trasladados, liberados o se le mejoraran las condiciones de aislamiento.

Prendieron fuego frazadas y colchones lo que provocó humo, gritos y golpes. Efectivos de la división de Infantería y del Comando Radioeléctrico intervinieron sofocaron el fuego, calmaron a los detenidos y aislaron a los causantes.




Comentarios