La comida será para empleados del parque y guías de turismo que se quedaron sin ingresos por la cuarentena.


La concesionaria que explota los servicios dentro del Parque Nacional Iguazú del lado brasileño entregó 45 toneladas de alimentos para ayudar a los trabajadores del parque y guías de turismo que no volvieron a trabajar desde que cerraron el paseo para prevenir la propagación del coronavirus, que ya dejó dos víctimas fatales en Foz do Iguazú. Además la empresa anunció que otorgará un millón y medio de reales para socorrer a las familias más necesitadas.

En total son unas 45 toneladas de alimentos que beneficiarán a los trabajadores directos e indirectos que se vieron afectados por el cierre del paseo turístico, informó la prensa de ese país. Los más afectados son los trabajadores del parque y guías de turismo, quienes no trabajan desde el pasado 18 de marzo, día en que el parque dejó de estar operativo.

Además en otra acción solidaria, la empresa realizará un aporte financiero de cerca de un millón y medio millón de reales en primera instancia para las demandas más urgentes de las familias postergadas de la ciudad.




Comentarios