Le pidieron al ministerio de Turismo de Misiones que intervenga y denunciaron una millonaria deuda por servicios de febrero y marzo.


Asociación Hotelera Gastronómica Afines de Iguazú elevó un pedido al ministerio de Turismo de Misiones para que intervenga ante la decisión unilateral de la agencia de viajes Despegar de modificar los pagos por los servicios prestados por los operadores turísticos de Iguazú en los meses de febrero y marzo. El documento indica que las empresas hoteleras de Iguazú operan en gran medida con Despegar, al punto de que para algunos establecimientos constituye el 80% de su facturación.

Según explicaron, el pago de las ventas de alojamiento lo percibe Despegar y liquida su importe, deducida su comisión, a los hoteles mediante transferencia bancaria a los 40 días de prestado el servicio por el hotel. Esos pagos todavía no fueron depositados debido a la pandemia por el coronavirus y corresponden a servicios prestados en febrero y marzo de este año.

En ese sentido, los hoteleros y gastronómicos afirmaron que hace 10 días Despegar comunicó a los hoteleros que, con motivo de la pandemia y sus efectos sobre el rubro, y supuestamente siguiendo el ejemplo de otras empresas, se disponen a diferir pagos por un plazo de 120 días mediante un proceso de revisión de sus políticas y procesos. Esta situación llevaría los plazos de pago a 160 días, “resultando una decisión unilateral, arbitraria e inconsulta que ha generado absoluto rechazo”.

Por eso desde la asociación denunciaron que Despegar actualmente adeuda altísimas sumas de dinero a los hoteles de Iguazú por servicios prestados por lo que se envió el documento al ministerio de Turismo de la provincia, para pedir su intervención.




Comentarios