El grupo de 17 turistas que arribó a Iguazú luego del cierre de las fronteras amaneció sobre el puente, detrás de las barricadas que instaló Gendarmería Nacional.


El grupo de turistas argentinos que pretendió ingresar al país por Puerto Iguazú, luego del cierre de las fronteras por orden del gobierno nacional, pasó la noche sobre el puente internacional Tancredo Neves, detrás del vallado que instaló Gendarmería Nacional para evitar el paso desde Brasil.

En el primer minuto de este domingo, la fuerza nacional hizo efectivo un Decreto de Necesidad y Urgencia del presidente Alberto Fernández y cerró la frontera dejando al grupo que llegó tarde, sin poder ingresar al país. La Policía Federal brasileña informó e instruyó a los argentinos a permanecer en Brasil, ya que la frontera estaba cerrada y, una vez que cruzaran, ya no podrían regresar.

Según la PF, no existe una legislación que evite a los extranjeros abandonar el país vecino. Sin embargo, con la legislación actual, debido al coronavirus, se les advirtió que no podrían regresar. Aun así, algunos insistieron en hacer la salida y terminaron siendo excluidos del otro lado de la frontera.

Durante todo el domingo el consulado argentino negoció con Brasil para que permita el reingreso de los 17 turistas varados en el puente pero no hubo ningún acuerdo. Ahora se señaló que el ingreso a la Argentino estará prohibido por lo menos hasta finalizar la extensión de la cuarentena anunciada por el presidente Fernández, es decir, tras semana santa.




Comentarios