Una sola herida le provocó la muerte a Lorena Barreto. Además le encontraron marcas de heridas de defensa.


Lorena Barreto, la mujer de 32 años que fue asesinada por su pareja, ya detenida, murió por una certera puñalada que impactó directamente en su corazón, dice la autopsia de su cuerpo cuyos resultados fueron remitidos al juez Martín Brites, del Juzgado de Instrucción 3, de Puerto Iguazú.

Además de la herida de arma blanca, los forenses encontraron marcas de defensa por lo que estiman, Lorena peleó por su vida antes de recibir la mortal puñalada, publicó El Territorio.

Con estos datos se complicó la situación del único detenido del caso, el concubino de la víctima, Roberto R. M., de 74 años, quien se entregó voluntariamente a la policía a los pocos minutos del violento episodio. Además el hijo de la mujer declaró que el sujeto es el responsable del femicidio.

También se supo que el examen médico realizado al sospechoso no detectó la presencia de lesiones de ningún tipo en su cuerpo.




Comentarios