Al cierre de la frontera decidido por el intendente se suma que no hay más unidades para el traslado terrestre a sus provincias de origen.


Momentos de tensión se viven en el lado argentino del puente internacional Tancredo Neves donde los turistas que llegaron desde Brasil y se encuentran varados en Iguazú, protestan para que se los regrese a sus provincias de origen.

El Independiente Iguazú señaló que el problema es que las empresas de transporte que estuvieron ofreciendo el traslado por vía terrestre, ya no cuentan con personal para manejar las unidades, debido a que los que terminan un viaje tienen que entrar en cuarentena de manera inmediata.

Ya no tenemos más choferes, todos los que teníamos salieron con algún grupo hacia distintos destinos, y ahora tienen que entrar a la cuarentena, y los que están disponibles no quieren llevar a grupos de riesgo”, informó el encargado de una empresa de transporte que estuvo colaborando en el operativo de repatriación.

En la tarde de este martes, un grupo de personas que se encuentra en el centro de frontera, comenzó a proferir insultos y cánticos en contra de esta situación. “Acá todo el esfuerzo lo están haciendo la provincia y el municipio; Buenos Aires se borró”, señaló una fuente oficial que pidió reserva de su identidad.




Comentarios