Solo funciona una toma de agua y piden a los vecinos racionalizar el uso.


El Instituto Misionero de Agua y Saneamiento (IMAS) dejó fuera de servicio los equipos de extracción del líquido del río Iguazú debido a la extrema bajante que experimentó su caudal en las últimas horas. En este momento solo está trabajando la toma que se ubica en el arroyo Mbocai.

Según indicaron desde IMAS, la bajante de rio se registro en un periodo de tiempo muy corto y fueron alertados de la situación por personal de Prefectura Naval Argentina. “Estimamos que las dos represas ubicadas aguas arriba de las Cataratas cerraron sus compuertas en forma simultánea para cargar, es la única explicación para un descenso tan rápido del nivel del río”, especularon desde la institución.

Hasta que la situación se revierta la planta solo obtendrá 300 mil litros de agua por hora para potabilizar. Esta situación afectara a los barrios más alejados y más altos.

Desde IMAS solicitan a las personas que cuiden el agua sobre todo porque no hay perspectivas de normalización ya que depende exclusivamente del aumento del caudal de agua del río Iguazú.




Comentarios