Las comunidades mbya guaraníes van teniendo un rol protagónico a la hora de hablar de la economía autosustentada para la Provincia. Sus costumbres y su forma de vida se transforman, poco a poco, en un atractivo turistico que gana terreno y que se convierte en un complemento para la maravilla natural de Iguazú.

Misiones apuesta muy fuerte al turismo y uno de los principales atractivos son los que regala la naturaleza. Los habitos de la comunidad, sus costrumbres y la forma en la que sobreviven, en una sociedad de contantes cambios, convierten a este grupo en un ícono llamativo de Iguazú.

Por ello, el Municipio piensa -para un futuro- en trabajar con agencias privadas, para que se incluyan sus actividades en paquetes turísticos.

"Tengo orden explicita del gobernador Oscar Herrera Ahuad de fortalecer el turismo mbya, que ya está incorporado a las comunidades, ya que vienen trabajando con senderos, lectura de leyendas, circuitos, venta de artesanías y otras actividades", expresó la subsecretaria de Ecoturismo de la Provincia, Karen Fiege a El Territorio.

Estos pueblos tienen emprendimientos que son autosgestionados y actividades que hoy en día se volvieron puntos fuertes en el turismo, como por ejemplo sus métodos medicinales y las trampas para animales. Todas cosas que llaman mucho la atención de los turistas.