El caso conmocionó a Gualeguaychú en las primeras horas de la llegada del 2021, cuando se conocía la muerte dudosa de una persona de 33 años de edad. A pocas horas, la policía local indicaba el deceso violento de Gustavo Martín Braun (33 años) y a detención de Santiago Omar Sánchez, imputado por el homicidio, y actualmente bajo prisión preventiva en la Jefatura Departamental de Policía.

Desde el 1º de enero a la fecha hubo varias investigaciones para determinar el, o los motivos que originaron la agresión hasta causarle la muerte a Braun. Este jueves 7 a las 19:30, se realizará una movilización para pedir el esclarecimiento de la causa. Son los familiares y amigos de la víctima quienes se movilizarán desde 25 de Mayo y Rocamora hasta el Palacio de Tribunales de Gualeguaychú. Se indicó que el encuentro contará con el acompañamiento de la Asociación Civil por la Verdad y la Justicia (Aciverjus).

Tribunales de Gualeguaychú Crédito: Vía Gualeguaychú

En este sentido, Pedro Braun, hermano de la víctima dialogó con EL ARGENTINO, aclarando, que si bien hasta el momento sus familiares están conformes con la actuación del Ministerio Público Fiscal que lleva adelante la Investigación Penal Preparatoria (IPP), la movilización es para exigir el cambio de carátula, porque junto a su abogado entienden que el hecho se encuadraría en la figura penal de homicidio agravado por la alevosía.

Braun también aclaró que su hermano era un trabajador de las chacras, que no tenía problemas con nadie y testimonio de esa situación pueden dar todos los que lo conocieron. También aclaró que, con Santiago Omar Sánchez, no se conocían. “Sabemos por personas que estuvieron en esa reunión, que mi hermano había tomado alcohol, pero estaba tranquilo. Tan es así que en horas de la madrugada le dijeron que se retirara a su casa porque se iban a dormir y mi hermano se fue lo más tranquilo”, y agregó que “a Sánchez se le puso en la cabeza que había ofendido a su hermana, algo que los propios presentes –e incluso la hermana de Sánchez- desmintieron de manera categórica”.

Sánchez habría ido hasta lo de Brum y cuando estaba dormido en su casa, lo habría golpeado hasta quitarle la vida, sin darle ninguna oportunidad”. Por eso reclaman que la carátula sea cambiada por homicidio calificado por la alevosía, cuya única pena es la prisión perpetua.