La situación epidemiológica del departamento Islas del Ibicuy y el regreso a Fase 1 de la cuarentena, obligó a que las autoridades sanitarias de Gualeguaychú tomar medidas al respecto para evitar la propagación del virus.


Lo comunicó el COES local, tras tratar la situación, en la que se acordó que se suspenda de manera transitoria y preventiva la concurrencia de usuarios del sistema de Salud provenientes del Departamento de Islas a Gualeguaychú, salvo casos de tratamientos impostergables y urgencias, estableciéndose que las derivaciones que provengan de dicho Departamento deberán hacerse por derivación previamente acordada con los directores de cada efector de salud correspondiente, bajo las correspondientes medidas de bioseguridad.

Esta situación no implica, desde ningún punto de vista, desatender las cuestiones de salud, sino que se busca coordinar previamente cada caso particular con los profesionales y equipo de salud tratante; y extremando los cuidados necesarios. Se intenta disminuir la cantidad de traslados desde Islas a Gualeguaychú y que se posterguen todos aquellos que no se encuadren dentro de una urgencia o que requieran una atención impostergable. En el caso de un traslado, las personas que oficien de acompañantes de los pacientes deberán alojarse en hoteles habilitados al efecto que cuenten con los protocolos de seguridad pertinentes.

Por otra parte, desde el COES/L se acordó formalizar un pedido a las autoridades provinciales, que disponga para que residentes de epidemiología se trasladen a Gualeguaychú a desempeñar tareas en la Región Sanitaria 4; y a su vez se planteó la necesidad de refuerzos para los tres departamentos de la Región Sanitaria ante casos como los que está atravesando Holt Ibicuy.

Por último, el COES/L convocó a una reunión para este jueves a las 19 horas en el Colegio Médico a representantes de instituciones públicas y privadas de los servicios de maternidad y neonatología, para delimitar acciones en función de la atención del cuidado al binomio madre/hijo en contexto de pandemia.




Comentarios