Salir de casa a las 8 am y volver después de las 19 significa que al menos dos de las cuatro comidas más importantes del día deberán ser pensadas fuera de las alternativas que tenemos en casa. Conocemos más o menos cuales son las opciones saludables para el almuerzo (o por lo menos distinguimos cuáles no lo son), pero...¿qué sucede con los breaks?

Pensar opciones sanas para alimentarnos entre comidas y prepararlas en casa es una gran opción para lograr una dieta equilibrada. Acá te dejamos algunas ideas que son prácticas y fáciles de transportar:

1. Frutas en cubos

Elegir alguna fruta de estación y llevarla en un tupper ya lista para comer es tip que te ayudará a incorporar este tipo de alimentos entre comidas. ¿El principal motivo? Que ya va a estar lista para comer y hacerlo será rápido y sencillo.

2.Frutos secos

Frutos secos alimentación saludable

En algunas dietéticas se venden casi como golosinas, en paquetes pequeños ideales para un bolso o mochila. Este mix te dará una gran cuota de energía y saciedad.

3. Cookies o muffins caseros

bocaditos de chocolate y almendras

Nada de malo tiene comer este tipo de opciones más elaboradas. La clave está que al apartarlos y llevártelos al trabajo, vas a comer sólo la porción justa. ¡Adiós a los atracones!

4. Yoghurt

helado de yoghurt

Es una colación que también se puede trasnformar en merienda, si le sumamos cereales o frutas (o ambas). No importa cuál elijas, es un alimento que te va a ayudar a llegar sin hambre a tu próxima comida.