Cada vez es más la gente que quiere dejar de consumir lácteos provenientes de materias primas animales para buscar alternativas vegetales. Muchos de ellos toman esta decisión por convertirse al veganismo pero hay muchos otros que lo hacen por una intolerencia a la lactosa animal.

Como cada vez se conocen más formas de acceder a bebidas vegetales, a continuación podés acceder a un listado de ellas para elegir la que más te guste y se acomode a tus necesidades.

Leche de soja

Es una de las variables de mayor uso. En esta bebida, el ingrediente principal está procesado y diluido con agua y otros ingredientes, incluidos estabilizadores como goma gellan y goma de algarrobo. Sin embargo hay muchas personas que no quieren comer derivados de la soja por considerarla transgénica.

Leche de soja

Leche de almendras

No contiene lactosa ni gluten, por eso es una buena opción para los intolerantes a estos elementos. A su vez, es una gran fuente de calcio para quienes creen que sólo la leche de vaca puede brindarnos esta propiedad.

Leche de almendra

Leche de avena

Está elaborada con lo copos de este cereal que tantos usos puede tener. Ayuda mucho al proceso de digestión y es muy fácil abricarla de forma casera. Además aporta gran cantidad de fibras y proteína.

Leche de avena

Leche de arroz

Esta bebida vegetal es muy buena para prevenir problemas cardiovasculares y cerebrales debido a los flavonoides que incluye su composición. Al igual que la de avena, es muy digestiva.

Leche de arroz