La semana pasada, productores, familias y comunidades aborígenes del Bañado La Estrella se reunieron para presentar un petitorio al gobierno de la provincia a fin de que procedieran a abrir las compuertas.

La razón por supuesto era que se evacuara parte de la masa líquida de varios kilómetros que estaba anegando a cada vez más pobladores de ese lado del trazo de la ruta sin embargo el gobierno se negaba con las más variadas excusas.

Finalmente el jueves pasado, con la mediación del Escuadrón N° 18 de Lomitas de Gendarmería Nacional, los señores Osvaldo Amado y Diego Rodrigo Gauna se llegó a un acuerdo. A la limpieza del camalotal se sumó la apertura paulatina de las compuertas Hubo varios miembros de las familias del Bañado y el cacique de la comunidad de Campo del cielo don Delfín García y demás miembros de esa comunidad que estuvieron todo el día en el lugar acompañando un momento de "alivio" al ver escurrirse las aguas lentamente.

Los lugareños manifestaron que: "Sumaremos esfuerzos para que entre familias del campo y comunidades originarias de ambos lados de la ruta 28, busquemos juntos acuerdos para evitar estos momentos de zozobra y angustias que vivimos las habitantes del bañado, sin mezquinar el agua de este humedal a ningún formoseño, que luego sea homologado por la administración de esta obra y sus aguas. El bañado la estrella, es de todos y en especial de los formoseños, ningún interés de inversores o terratenientes foráneos deben estar por encima de las necesidades y derechos de los pobladores de nuestra provincia. Gracias a todos aquellos que nos acompañan y entienden el derecho ciudadano de vivir y trabajar donde Dios nos dió vida".

Entre sus quejas los lugareños manifestaron que no se abrían las compuertas para no anegar latifundios de inversores situados del otro lado de la ruta en desmedro de los humildes productores anegados pero al momento de la lenta apertura de las pesadas estructuras no podían ocultar su alegría.