Para sorpresa el arco no tiene dueño, ni permiso por parte del municipio para estar allí. Además se encuentra mal ubicado.


El Intendente Sergio Ongarato, se llevó una sorpresa cuando al salir de la ciudad, el domingo por un viaje programado se cruzó con un arco de desinfección en la Portada. Al parecer el Municipio no estaba enterado, ni había aprobado el usó del mismo, debido a que no era necesario según los expertos.

El Mandatario expresó que se retirara inmediatamente. Además dijo que las autoridades de salud informaron que por el tipo de pandemia, con contagio, persona a persona, no tenía ningún sentido poner un arco de desinfección para vehículos, por eso fue descartado en Esquel.

El arco de desinfección que sorprendio al Intendente.
foto: Eqsnotas.com

Por otra parte detalló que la ubicación del arco provoca problemas serios porque los camiones no pueden pasar por lo que deben desviarse y pasar por suelo blando de la banquina por la lluvia.




Comentarios