Empleados municipales de Casa Grande declararon este jueves el “estado asamblea permanente”, con un cese de actividades de manera progresiva, que podría concluir en un paro total a finales de la próxima semana.

Esta medida fue anunciada por el Sindicato de Trabajadores Municipales de La Falda y Zona (SITRAM), después de que este miércoles la asamblea rechazara la última oferta paritaria presentada por el Ejecutivo comunal del 38 por ciento, no remunerativo, para 2021.

El secretario general del SITRAM, Alberto González, dijo a La Estafeta Online que el piso de aumento que solicitaron los trabajadores es de un 46 por ciento y advirtieron que la propuesta de la Comuna no deja claro ni la “modalidad de pago”, ni los “plazos para el blanqueo” del incremento.

“Se rechazó por mayoría la propuesta del 38 por ciento que no va a ser remunerativo y, en teoría, es a blanquear en 2022. Arrancamos con el estado de asamblea por dos horas y sumaremos una por día hasta completar la jornada y establecer un paro total”, manifestó González al medio.

Y continuó: “Estamos abiertos al diálogo, pero el piso de los trabajadores es del 46,6 por ciento porque los salarios de la Comuna están muy por debajo del resto de las localidades: si se tiene en cuenta a Huerta Grande, que es por el que menos cerró, la categoría uno se va a 35 mil pesos en diciembre y en Casa Grande, aún con este 38 por ciento, quedaría en 29 mil”.

Hasta el día de la fecha, Casa Grande, es el único municipio en la zona con influencia del Sitram donde aún no se cerró la negociación salarial. La semana pasada el gremio había confirmado los acuerdos con Huerta Grande y La Falda por un 39 y 40 por ciento, respectivamente.