La defensa no pudo probar que Azocar haya estado acompañado en el recorrido que efectuaba


En el día de hoy se conoció la sentencia para Juan Carlos Azocar, quien fue declarado autor, penalmente responsable, de abuso sexual simple en perjuicio de una joven con retraso madurativo.

Al condenado se le atribuyen dos situaciones en las que habría realizado manoseos con connotación sexual, cuando actuaba de chofer y encargado temporal de llevar a la víctima a su domicilio. La fiscal María Bottini solicitó la imposición de una pena de tres años y medio de prisión, pero el abogado defensor Daniel Sandoval requirió la aplicación del mínimo. En tanto el juez Martín O’Connor concluyó que la pena justa es la de dos años y seis meses de prisión de ejecución condicional.

Cabe destacar que para establecer la pena justa, el magistrado consideró los agravantes planteados por la Fiscalía. En tal sentido, dio por válida la vulnerabilidad de la víctima, el retraso madurativo, así como sus dolencias físicas, eso la hacían especialmente vulnerable.

Sin embargo la defensa sostuvo que el procesado nunca estuvo solo, en el recorrido que realizaba con el vehículo, pero fue algo que nunca se pudo probar el abogado defensor.




Comentarios