Susana Giménez nunca dudó en dar su opinión sobre la situación política y económica de Argentina. En más de una ocasión eso le trajo críticas duras, tanto de colegas de la televisión como de los espectadores. En una entrevista con Baby Etchecopar, lo volvió a hacer y le hizo un pedido a los argentinos.

Desde que comenzó la pandemia, Susana decidió irse a vivir a Punta del Este. Cuando dejó el país, manifestó su molestia por las restricciones que había puesto Alberto Fernández.

Susana Giménez

Dos años después, la conductora cree que Argentina es un país en el que no se puede proyectar a futuro y eso es responsabilidad del Gobierno.

Susana Giménez

“Siempre hablamos de lo mismo, y algún día se hará porque esto no puede durar, no puede ser que no se respete la Constitución, todo el mundo está pensando que algo tiene que pasar”, manifestó en la entrevista.

Para Susana, es tarea de los argentinos exigir cambios y generar una revolución. “Me gustaría que el pueblo se levante y diga ‘basta’”, dijo.

Susana Gimenez

Para Susana Giménez el problema no sólo está en lo económico. Según la actriz, otro gran problema de nuestro país en la inseguridad y la falta de justicia. “¿Cómo es posible que maten así a la gente y no pase nada? No se puede creer, no puede ser”, insistió indignada.

Susana Giménez criticó algunas actitudes de los argentinos

Siguiendo la entrevista, la conductora también se refirió a declaraciones y reacciones de los ciudadanos. Ella fue muy criticada por dejar el país y por su situación privilegiada en Uruguay. Por eso, manifestó: “en este país se castiga al éxito”.

Susana Giménez

Susana considera que en Argentina se critica a aquellos que tienen gran poder adquisitivo. “Es una pena porque en todos los países cuando te ven con un auto divino te dicen ‘enjoy’, qué lindo auto. No existe esa cosa de envidia en otro lado”, expresó.

Susana Giménez (Instagram de Susana Giménez)

En este contexto, la actriz volvió a referirse a las autoridades. “Ahora está superado mil por mil de lo que era porque les han llenado la cabeza, en el único país en el que está mal trabajar y ser rico, es Argentina. No lo toleran”, sentenció.