Sucedió en las primeras horas de este domingo, sobre las calles Primera Junta casi los Cedros del barrio Los Paraísos, donde agentes de la comisaría 1ra detuvieron el contrabando de 900 cartones de cigarrillos de origen extranjero que eran transportados en un automóvil sin el correspondiente aval aduanero.

El cargamento ilegal era trasportado en un automóvil Volkswagen GL cuyo conductor, un hombre de 36 años, fue demorado preventivamente.

El procedimiento se realizó mientras los uniformados patrullaban la jurisdicción, y advirtieron al vehículo que sobrepasaba el límite de carga. A raíz de esto, los efectivos solicitaron al conductor que exhibiera el interior habitáculo del rodado y tras la apertura notaron que estaba repleto de cajas de cigarros.

Por esta razón, desde el Juzgado Federal de Oberá se ordenó el decomiso de la mercadería, que arrojó como aforo aproximado 1.350.000 de pesos. Así también dispuso el secuestro del vehículo y la notificación de la causa al implicado.

Colaboraron en el procedimiento integrantes de la División Drogas Peligrosas y Comando Radioeléctrico pertenecientes a la Unidad Regional IV.