La emergencia climática y la disposición N°293 del Ministerio de Ecología y Recursos Naturales Renovables de Misiones que establece la prohibición de usar el fuego no es acatada en Pozo Azul, en la localidad de San Pedro. Existen imágenes donde pueden observarse focos activos de grandes dimensiones, que fue capturado en registros fílmicos en la tarde del pasado martes sobre la Ruta Provincial N°17, km 80, Paraje Mondorí.

El pasado fin de semana, en un lote vecino a la aldea Tekoa Arandú, una persona inició un rozado en su chacra y el fuego pasó al territorio de la comunidad Mbya Guaraní de Pozo Azul, afectando cerca de 20 hectáreas -tiene una superficie de más de 5000 hectáreas que están en riesgo por las quemas rurales-.

No hay un cuerpo de Bomberos Voluntarios en Pozo Azul, cuando la situación de quema se sale de control, es la propia gente de la comunidad la que corre a frenar el fuego y salvar lo que pueda para que no ingrese a sus viviendas. En esta oportunidad, hicimos lo que pudimos entre todos y logramos detener el fuego. Pero tenemos problemas de agua en la comunidad, y la municipalidad nos ayudó con provisión de agua para combatir el fuego. Finalmente lo frenamos”, explicó el cacique, Epifanio Chamorro.

Por disposición del Gobierno de Misiones, la Policía de la Provincia y los agentes de control de Ecología pueden actuar de oficio para identificar a los responsables y realizar las denuncias penales correspondientes a quienes inicien quemas cuando está prohibido.

La gente no acata las normativas vigentes, no hace caso, sigue quemando en Pozo Azul, pero en esa jurisdicción no hay bomberos voluntarios ni una brigada municipal, por lo tanto, asiste la Policía y el Municipio, y cuando la situación está muy descontrolada se pide refuerzos a los cuerpos de bomberos voluntarios de localidades vecinas. Pero desde San Pedro no actuamos en Pozo Azul por las quemas rurales, es otra jurisdicción”; explicó el segundo jefe de Bomberos Voluntarios de la localidad, Jorge Mendoza.

Los incendios intencionales no cesan: continúan denunciando focos en Pozo Azul.Foto: Carina Martínez

Confirmó que desde la mencionada arteria se puede observar en su recorrido las quemas diarias en Pozo Azul, ya que “los productores queman en sus chacras. Como Bomberos Voluntarios no podemos ingresar a una propiedad si no somos requeridos por el dueño. Ya nos ha pasado de ir a querer apagar una quema y que nos echara el productor o dueño del lugar. Por ello, ahora se interviene con el apoyo de la policía”, explicó Mendoza en declaraciones a Argentina Forestal.

Otra preocupación que advierten desde el Norte es que hay «pirómanos», es decir, gente que por «diversión» inicia las quemas. “Si los pobladores no acatan las normativas vigentes, y se presentan estas situaciones de irresponsables que usan el fuego, los próximos meses pueden ser escenarios de graves consecuencias”, advirtieron.

Los incendios intencionales no cesan: continúan denunciando focos en Pozo Azul.Misiones Online

Por su parte, Mendoza agregó que en la actualidad, los policías rurales pueden actuar de oficio y pedir al ocupante o productor que «desista» o «frene» la quema o trabajos de rozado, “pero los bomberos no”, aclaró el brigadista de San Pedro.

“En el caso de los Bomberos Voluntarios, actuamos cuando somos requeridos por la red provincial, la Policía, el plan nacional de Manejo de Fuego o el propietario. Es importante que esto quede claro, porque tampoco el bombero voluntario está para ir detrás de la negligencia o irresponsabilidad de las personas que no acatan las normas vigentes, y continúan con las quemas en sus lotes para limpieza de terreno cuando hay una normativa vigente que lo prohíbe”, planteó.

Los incendios intencionales no cesan: continúan denunciando focos en Pozo Azul.Archivo

Fuente: ArgentinaForestal.com