Este jueves el Concejo Deliberante de Eldorado decidió por falta de fondos, que la oficina de Defensa del Consumidor solo se dedique a asesorar a los consumidores acerca de cómo realizar los trámites y denuncias en la oficina de Posadas.

Según indicaron, el argumento radica en el costo que significa el funcionamiento de la oficina que rondaría los 4 millones de pesos anuales, una carga onerosa para el cuerpo legislativo.

Tras la critica de diferentes sectores por la decisión del CDE, finalmente hubo un acuerdo entre el presidente del Concejo Deliberante, Jorge López y el director de Comercio Interior, Subsecretaría de Comercio e Integración, Carlos Alejandro Gastón Maceda, que la delegación de Defensa del Consumidor continúe con su trabajo habitual hasta tanto se realice un nuevo convenio.

La Asociación de Abogados del Alto Paraná, manifestó que la situación originaría “un grave perjuicio, en primer lugar a los consumidores y a los abogados que allí tramitan los mandatos de sus clientes”.

Frente a esto, solicitaron “a las autoridades del área, tomen carta en asunto y revean la situación, dejándose sin efecto la medida y que se restablezca al estado anterior el funcionamiento de la Oficina de Defensa del Consumidor”.

Defensa del Consumidor seguirá funcionando normalmente en Eldorado.

Asimismo Alejandro Garzón Maceda, director de Comercio Interior, subsecretaría de Comercio e Integración, también manifestó su preocupación por la situación planteada con duros cuestionamientos al Concejo Deliberante por la decisión tomada.

Sostuvo que “Eldorado no tiene más un lugar donde hacer denuncias, por decisión del presidente del Concejo Deliberante. Es una decisión política”

Subrayó que la oficina “no es un gasto, sino una inversión en garantizar el derecho que tienen los consumidores. Los llamados gastos de las oficinas de la provincia van a Rentas Generales, son soportadas por el presupuesto de la provincia”.

Debido a los diferentes reclamos, desde el Concejo Deliberante se realizaron contactos con Garzón Maceda a fin de solucionar la situación, y se llegó al consenso de que la oficina continúe funcionando normalmente, hasta tanto se analice un nuevo convenio, donde desde el Concejo se pretende que parte de los gastos del funcionamiento de la delegación sean cubiertos con recursos provinciales.

Esta Oficina de Defensa del Consumidor data del año 2008, y desde sus inicios depende, tanto organizativa como presupuestariamente del Concejo Deliberante de la ciudad. Es un referente no sólo en Eldorado sino de distintas localidades del norte de la provincia, que acudían a realizar las denuncias o quejas.

Se reciben denuncias de personas de Bernardo de Irigoyen, Pozo Azul, Andresito, San Pedro, Puerto Iguazú, Puerto Esperanza, Wanda, y Colonia Delicia.