Los empleados municipales de San Pedro mantuvieron una reunión con el Ejecutivo a fin de acordar un nuevo aumento salarial que equipare al incremento anunciado por el gobernador. Desde el municipio ofrecieron un aumento de mil pesos al básico y dos mil no remunerativo, un valor muy por debajo de lo que solicitan los empleados.

La intenció de los delegados de ATE es lograr que el municipio se adhiera al 14 por ciento anunciado por el gobernador a principio de septiembre. Esto significaría el desembolso de más de tres millones de pesos por mes, recurso del cual no disponen las arcas municipales.

Con el incremento propuesto por Miguel Dos Santos, un empleado que hoy cobra 19 mil pesos superaría los 22 mil pesos mensuales. "Nosotros queríamos llegar al piso de 30 mil pesos, ningún empleado debe ganar un valor menor, tal como lo dijo el gobernador. La carga horaria es muchísima, sobre todo los contratados y reciben una remuneración muy baja" argumentaron empleados a El Territorio.

Los empleados no descartan llevar adelante alguna medida de fuerza, mientras que por su parte, desde la municipalidad garantizaron la continuidad de los servicios esenciales, como la recolección de residuos, así tengan que tercerizar la prestación del servicio.