El municipio destinará recursos humanos, financieros y maquinarias para palear la situación.


El municipio de Pozo Azul declaró la Emergencia Hídrica y Agropecuaria en la localidad. La escasez de precipitaciones hace que el líquido vital escasee y la municipalidad trabajará en acciones para paliar la situación.

Las familias del municipio se ven afectados no solo en el consumo personal, sinó que también en su aplicación en las actividades agrícolas. El faltante de precipitaciones influye en los caudales de los arroyos, la desaparición de vertientes y napas de agua de pozos perforados.

La ordenanza municipal permite al Poder Ejecutivo, destinar recursos humanos, financieros y maquinarias: “Estamos destinando fondos para paliar la situación, realizando la limpieza en los bebederos porque en varias chacras los animales no tienen agua. Varios pozos perforados se secaron y el pronóstico no es alentador ”, dijo en diálogo con El Territorio, el intendente de Pozo Azul, Edgar González.




Comentarios