La Dirección Provincial de Vialidad de Misiones, está trabajando en la pavimentación de 9 kilómetros de la ruta provincial Nº 220 y en la construcción de un nuevo puente sobre el arroyo Blanco, en la localidad de Garuhapé. La obra es muy esperada por la comunidad ya que reduce los tiempos de circulación además de brindar mejores condiciones de seguridad. La obra, que estuvo neutralizada, se retomó y ya tiene un 65% de avance.

La ruta es muy utilizada por los productores forestales y citrícolas de la zona. El puente tendrá 10,60 metros de ancho y 21 metros de largo y contará con veredas peatonales en ambas márgenes.

Las dimensiones calculadas permitirán circular en ambos sentidos según lo demanda una ruta provincial pavimentada. Una vez finalizado el puente se pavimentarán unos 700 metros cercanos al mismo.

Es importante destacar que se trata de un puente muy solicitado en la zona, ya que el anterior era superado en cada crecida del arroyo, y la zona se urbanizó en los últimos años y aumentó la demanda de un acceso rápido a la ciudad y a la red vial.