Sucedió en la localidad de Pozo Azul. Los vecinos no encuentran justificación y organizan una marcha en pedido de justicia.


El pasado viernes se dio a conocer en Pozo Azul una historia que conmocionó y logró enojar a toda la comunidad. Alli vive un hombre discapacitado, identificado como Alberto César Olivera, quien habría sido violentado, sin justificación, por un agente policial.

Según expresaron los allegados a Alberto, se trata de un individuo que nunca causo problemas en la comunidad y siempre se lo puede ver paseando por las calles, de una forma serena y sin molestar a nadie. Algo por lo que no entienden como se desarrolló este hecho.

El agresor -un policía- se encontraba vacacionando en la localidad y se alojaba en la casa de su suegro. El discapacitado vive cerca de allí y, según declararon los testigos, se encontraba (durante la tarde del viernes) sentado en un terreno baldío. Lindero a la vivienda en donde se hallaba el agente.

De un momento a otro, el denunciado se dirigió a el y comenzó a golpear su rostro. No paró hasta dejarlo totalmente ensangrentado. Luego le dio una palangana de agua para que se limpiara, mientras se burlaba de el.

Tras el hecho, la victima se dirigió a su vivienda. Allí lo encontró -minutos despues- su padre, quien no entendió por ningún motivo tal agresión. En consecuencia lo trasladó al hospital Samic de Eldorado, mientras que su mamá se movilizó hasta la comisaria, para hacer la denuncia correspondiente.

En la sede policial le solicitaron un certificado medico, sin dar mayores respuestas. En consecuencia, múltiples sectores de la sociedad local manifestaron su indignación, por lo que comenzaron a planificar una movilización.

Según expresaron, se plantarán este viernes, a las 7:30 horas, frente al edificio de la comisaria, en donde exigiran justicia. Según indica El Territorio. 




Comentarios