La misionera María Ovando (46) absuelta judicialmente por la muerte de su hija de 3 años en 2012 va de nuevo a juicio, ahora acusada de recibir dinero a cambio de consentir abusos de una hija y una nieta en su propio hogar.

María Ovando, durante el juicio en el que fue absuelta en 2012. (Facebook)

El caso de la mujer en situación vulnerable, analfabeta, con 12 hijos indocumentados, tuvo repercusión nacional. Fue defendida por personalidades conocidas en el país, como la exdiputada Vilma Ripoll, entre otras.

El juicio actual arranca por una denuncia hecha en 2015, cuando Ovando fue acusada de cobrar y permitir que ambas menores fueran abusadas.

La fiscal Bibiana Alderice sostuvo en su acusación de abuso sexual contra Ovando que la mujer -madre y abuela- "tenía la obligación -no solo moral, sino también legal- de actuar en defensa de la integridad sexual de su hija y nieta, a quienes debía contener y resguardar".

La acusación también pesa sobre Marcos Iván Laurindo (23), pareja de Ovando, y Lucas Sebastián Ferreira (23), amigo de los dos.

La fiscal Alderice pidió que se eleve a juicio su investigación. Concluyó que María Ovando cometió los delitos de abuso sexual con acceso carnal doblemente calificado y abuso sexual gravemente ultrajante.

A Laurindo y Ferreira los acusó por los mismos delitos informaron El Territorio y Stop en Línea de Eldorado.

Cuando ocurrieron los abusos, las víctimas tenían entre 6 y 9 años y 5 y 6 años. Las menores ratificaron en Cámara Gesell cómo ocurrieron los ataques, señalaron a los presuntos criminales y describieron donde ocurrieron los abusos.

La nieta de Ovando, de más edad que su hija, habría sido abusada por Laurindo, pareja de Ovando. Pero el hombre también está acusado de manosear a su hijastra, a quien el amigo de la pareja habría violado.

La investigación se abrió gracias a una denuncia de la bisabuela y abuela paterna de las víctimas, Vualda Godoy. Ante maltrato sufrido por las dos nenas, Vualda se hizo cargo de su custodia.

La abuela y bisabuela de las menores violadas dijo que la mayor le contó el abuso de larga data que sufría de parte de los dos hombres acusados.

También supo que María Ovando estaba al tanto de los abusos. Tanto que cuando la nieta trató de revelar lo que pasaba a su madre (también hija de Ovando), su abuela de 46 años le dio una cachetada y la amenazó.

Antes de este último hecho, Ovando fue denunciada por una docente de sus hijas en la Escuela 858 "Héroes de Malvinas". Fue en octubre de 2014, cuando se la acusó de "abandono de personas agravado por el vínculo".

La maestra relató que las menores iban a clase en en situación de abandono, "con hambre y signos de ser víctimas de maltrato físico".