Aerolíneas Argentinas: el recorrido por sus años de privatización hasta que fue estatizada

Ante los dichos del expresidente Mauricio Macri, sobre la necesidad de privatizar Aerolíneas Argentinas, se analiza cómo fueron sus años a manos de capitales privados, los cuales no terminaron de encauzar el destino de la empresa, que terminó volviendo al Estado nacional.

Recién para el 2023 se prevé que Aerolíneas Argentinas recupere los niveles alcanzados previos a la pandemia. Foto: Aerolíneas Argentinas
Recién para el 2023 se prevé que Aerolíneas Argentinas recupere los niveles alcanzados previos a la pandemia. Foto: Aerolíneas Argentinas

Dos años de pandemia y una inflación notable, además de un funcionamiento defectuoso, algunos de los argumentos con los que el expresidente Mauricio Macri se hizo para manifestar su deseo de privatizar nuevamente Aerolíneas Argentinas.

El expresidente Mauricio Macri se refirió a la necesidad de privatizar nuevamente Aerolíneas Argentinas por los gastos que genera.
El expresidente Mauricio Macri se refirió a la necesidad de privatizar nuevamente Aerolíneas Argentinas por los gastos que genera.

A partir de allí, Mauricio Macri se preguntó: “¿Hasta cuándo van a seguir tirando 700 millones de dólares por año en Aerolíneas Argentinas”, para luego afirmar la necesidad de invertir ese dinero en “escuelas, hospitales y rutas”.

La privatización de Aerolíneas Argentinas

No todo fue “color de rosas” durante la privatización de Aerolíneas Argentinas cuando fue vendida a Iberia. Y es que desde un principio hubo todo tipo de críticas, relacionadas con irregularidades y conflictos gremiales.

Cabe recordar que Aerolíneas Argentinas, en noviembre de 1990, apenas comenzado el primer gobierno de Carlos Saúl Menem, y con la Argentina recientemente saliendo de una hiperinflación y a punto de entrar en el famoso período de la convertibilidad, la empresa en cuestión transfirió un 85% de sus recursos, quedando el 10% para el personal y el 5% para el Estado argentino.

Los compradores originales fueron Iberia, seguida por Austral y también inversores privados. El precio que se fijó fue de U$S 500 millones, pero el Estado nacional sumó un pasivo de U$S 1.000 millones.

Ya para el año 1995, Iberia también estaba siendo privatizada, y traspasó así las acciones de Aerolíneas Argentinas al Estado español, así como a bancos de inversión.

La realidad es que durante fines de los ‘90 y principios de la década del 2000, la rentabilidad de la empresa no fue la esperada y generó notables gastos tanto en mantenimiento como en sueldos, por lo que sus ganancias no fueron las que estaban previstas.

La privatización de Aerolíneas Argentinas en la década de los '90 no terminó de cubrir las demandas de inversión prometidas.
La privatización de Aerolíneas Argentinas en la década de los '90 no terminó de cubrir las demandas de inversión prometidas. Foto: Gestiopolis

Así se sucedieron rebajas de sueldos a gran cantidad de empleados, y también despidos de una nómina de trabajadores que ya la empresa no podía mantener. A su vez, la propia empresa impulsó el cambio de los convenios colectivos de los trabajadores.

Con manifestaciones y cortes de acceso al aeropuerto internacional de Ezeiza, los trabajadores de Aerolíneas Argentinas para aquellos años en reiteradas oportunidades reclamaron acerca del desprolijo manejo que tenía la empresa durante su privatización.

Cabe citar que para el año 2001 la empresa se presentó a convocatoria de acreedores y ante la eventualidad de la quiebra de la empresa, tanto sindicatos como el Estado nacional se movilizaron para buscarle potenciales compradores.

Así, en octubre de ese 2001, el Grupo Marsans se hizo con la empresa, desembolsando poco más de U$S 750 millones, destinados al plan de negocio y a pagar las deudas anteriores.

La estatización de Aerolíneas Argentinas

Tuvieron que sucederse varios factores importantes que llevaron, ante el mal funcionamiento de la empresa y el incumplimiento de muchas de sus inversiones y el pago de los salarios, a que Aerolíneas Argentinas fuese estatizada nuevamente.

Para el año 2008, durante la primera presidencia de Cristina Kirchner, Aerolíneas Argentinas volvió nuevamente a pasar a ser controlada y administrada por el Estado nacional.

Durante el primer gobierno de Cristina Kirchner se estatizó Aerolíneas Argentinas en el año 2008.
Durante el primer gobierno de Cristina Kirchner se estatizó Aerolíneas Argentinas en el año 2008.

Para ese año, la empresa contaba con solo dos aviones propios de alcance internacional, algunos de cabotaje y 30 alquilados, nada que ver con el panorama con la que fue vendida a manos privadas (en 1990 tenía 28 aviones propios y uno solo alquilado).

También es importante mencionar que para ese año en que volvió a ser estatizada, Aerolíneas Argentinas presentaba un patrimonio negativo por $2.500 millones y además un pasivo por U$S 890 millones. A todo esto se sumaban las faltas de inversiones: la flota de la empresa era la más antigua de la región.

La situación actual de Aerolíneas Argentinas

Tras transcurridos dos años de la pandemia de coronavirus, la situación de Aerolíneas Argentinas se vio afectada como toda empresa de servicios de turismo y viajes, que vio mermada sus actividades durante los meses de confinamiento.

Cabe recordar que durante el 2020 la caída de la actividad de viajes fue de más del 76% en menos de dos meses. Y el descenso de la industria en general del turismo también tuvo su impacto, con pérdidas de $137.700 millones.

Ante esta realidad, es por ello que la recuperación propia de la industria, con la consecuente demanda mayor de vuelos recién se avizore para el 2023 pero en la actualidad los números van en mejoría, más teniendo en cuenta de los dos años dificultosos que se atravesaron en 2020 y 2021.

Aerolíneas Argentinas vio sus números en alza en el bimestre de verano de 2022, tras dos años de ingresos prácticamente nulos por la pandemia.
Aerolíneas Argentinas vio sus números en alza en el bimestre de verano de 2022, tras dos años de ingresos prácticamente nulos por la pandemia.

Para poner en números concretos la realidad de Aerolíneas Argentinas, para principios del 2020 (pre pandemia), el bimestre del verano, enero-febrero, registraron pasajeros en un total de 1.564.590, mientras que para el mismo bimestre del 2022, la empresa había alcanzado el 83,4% del total de viajes con respecto al 2020.

El presidente de Aerolíneas Argentinas, Pablo Ceriani, destacó: “La temporada de verano fue la gran muestra de la recuperación que está teniendo el mercado de cabotaje en nuestro país. En particular, desde Aerolíneas logramos alcanzar, durante los feriados de Carnaval, los mismos niveles de pasajeros que tuvimos previo a la pandemia, e incluso mayores en los destinos más atractivos en términos turísticos”.

Temas Relacionados