El Gobierno dispuso una nueva devaluación, el “blue” superó los $ 1.000 y se paraliza la economía

Unificó el mercado de cambio para ahorro y consumo en moneda extranjera en $ 731. El paralelo llegó a operarse en $ 1.050 para finalizar en $ 1.020. Se cerró la entrada de mercadería en Ezeiza y las empresas frenaron entregas o lo hacen con precio abierto. El BCRA vendió US$ 220 millones.

Dólar blue llegó a los 1000 pesos.
Dólar blue llegó a los 1000 pesos. Foto: archivo

El gobierno nacional dispuso este martes una nueva devaluación de cotizaciones oficiales y el dólar “blue” se disparó hasta quebrar la barrera de los $1.000, situación que impactó de lleno en la economía diaria con empresas que suspendieron la entrega de mercadería y el cierre de la Terminal de Cargas de Ezeiza por una semana.

Massa insistió en culpar a los “especuladores” por el alza de la divisa en el mercado paralelo y prometió que hasta el 10 de diciembre se va a ocupar de que “vayan en cana”.

Mediante un aumento de impuestos, el gobierno unificó el mercado de cambio para ahorro y consumo en $ 731, lo que representa una devaluación de entre 11% y 14,5%, según el segmento.

A través de una resolución de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) publicada en el Boletín Oficial, elevó de 5 a 25% la percepción a cuenta del impuesto a los Bienes Personales que regía sobre el dólar “Qatar” y extendió su aplicación a las versiones “Ahorro” y “Turista” (que ya compartían cotización). La operación se completó con la eliminación del cupo de US$ 300 que definía la aplicación del dólar “Turista” (gastos menores a US$ 300) y “Qatar” (gastos mayores a US$ 300).

A partir de ahora el tipo de cambio para atesoramiento y gastos en moneda extranjera con tarjetas de débito o crédito se fija de la siguiente manera: Dólar Oficial $ 365,50 + Percepción 30% Impuesto PAIS: $ 109,65 + Percepción 45% impuesto a las Ganancias: $ 164,48 + Percepción 25% impuesto a los bienes personales: $ 91,38. Total: $ 731.

En resumen: el dólar para ahorro o gastos con tarjeta vale el doble que el oficial.

Según la resolución publicada hoy, la posibilidad de comprar US$ 200 por mes para atesoramiento aún se mantiene, pero este cupo recién se renovará el 1° de noviembre para quienes no lo hayan utilizado en octubre.

Este cambio de cotización representa una devaluación de 14,5% respecto del dólar “Ahorro/Tarjeta”, que costaba $ 642,29, y de 11% con relación al “Qatar” cuyo valor era de $ 660,64.

Este nuevo tipo de cambio comenzará a aplicarse en las compras realizadas desde hoy, con lo cual los consumos ya efectuados y reflejados en los resúmenes se abonarán con el valor anterior.

La modificación golpeará de lleno en los servicios de streaming, como por ejemplo Netflix y Spotify, que comiencen a acreditarse desde este martes 10.

Con este esquema vigente, al abrirse las operaciones cambiarias la divisa informal comenzó una escalada sin freno que la llevó a costar $ 1.050 con picos de hasta U$S 1.060 en el interior del país. Finalmente en la última hora cedió para completar el día a $ 1.020, lo que significa un aumento de $ 65 con relación al lunes.

En medio de esta situación, a través de las redes sociales el secretario de Finanzas, Eduardo Setti, señaló que “el valor de los dólares financieros está casi un 15% por debajo del llamado blue, cuando históricamente estuvo 4% por encima. Es evidente que hay 4 vivos que de manera ilegal operan sobre expectativa de ahorro de la gente generando temor e incertidumbre”.

De esta forma Setti validó los precios de los dólares alternativos, que de todas maneras cotizaron hoy a $ 844,8 el MEP y $ 953,56 el Contado con Liquidación (CCL). También hay que hacer la salvedad que justamente en los dólares financieros el Gobierno puede intervenir su precio vendiendo bonos.

Esta inestabilidad e incertidumbre enseguida se volcó a la calle y se vio reflejado en las redes sociales, donde los usuarios denunciaron la cancelación de entregas de todo tipo de mercadería o las que se concretaban eran a “precio abierto”.

La situación se tensó mucho más aún luego que la AFIP informó que se cerraba la Terminal de Cargas de Ezeiza por 72 horas.

Esto representa una virtual paralización por una semana del Comercio Exterior de la Argentina dado a que el viernes y el lunes son feriados.

En este contexto el Banco Central tuvo otra jornada “a perdida” donde tuvo que ceder US$ 220 millones, elevando la salida mensual a US$ 447 millones.

Por su parte, las instituciones financieras le solicitaron al Central para mañana US$ 40 millones de dólares “billete”, que se suman a los US$ 124 millones solicitados para hoy.

A su vez, las asociaciones bancarias que operan en el sistema financiero argentino publicaron un comunicado en el que les reclamaron “responsabilidad democrática” a los candidatos a presidente, en alusión a las declaraciones del postulante de la Libertad Avanza, Javier Milei, quien recomendó la no renovación de los plazos fijos en pesos.