Este miércoles, en todo el país, transportistas comenzaron un paro nacional en reclamo por la falta de gasoil que hay en todas las provincias y que afecta al sector. La medida de fuerza tenía como iniciativa bloqueos en las rutas de forma indeterminada como método de protesta.

Sin embargo, en Buenos Aires, el ministro de Seguridad, Sergio Berni, amenazó a los conductores con secuestrar sus vehículos para que desalojen el lugar y empiecen a liberar la ruta. “Ahora van a liberar el corte y me voy a sentar con ellos para hallar una solución”, explicó el funcionario bonaerense.

Los cruces de los camiones en los principales caminos empezó a afectar al tránsito que se vio complicado desde el primer momento de la mañana. De hecho, en algunos puntos se pudieron observar hasta siete kilómetros de colas de autos para poder pasar, como es el caso de la autopista Buenos Aires-La Plata.

Pese a esto, cerca de las 9 de la mañana, una de las vías principales de acceso a la Ciudad de Buenos Aires logró ser destrabada, aunque dejó grandes demoras durante todo el día.

Las demoras se presentaron a la altura del peaje de Dock Sud. Mientras que en Santa Fe, se encontró una concentración en las rutas 12 y 18, la autopista Buenos Aires-Rosario a la altura de San Nicolás, en la autopista Rosario-Córdoba y, también, se vieron cortes en Entre Ríos y San Juan.

Cuál es el reclamo de los transportistas que cortan las rutas en todo el país

La medida de fuerza que iniciaron los transportistas tiene que ver con la escasez de gasoil que se detectó en todo el país a lo largo de los últimos meses, con foco principalmente en el norte del país, donde hay provincias casi sin abastecimiento o sobreprecio.

La Agencia Provincial de Seguridad Vial (APSV) reportó cortes de tránsito en Santa Fe por un paro de transportistas de carga. Foto: @redsegvial

La protesta es por tiempo indeterminado, según anunció la asociación de Transportistas Unidos de la Argentina (TUDA). “El sector está muy complicado, no solo por el problema del combustible, sino también nos afecta la falta de insumos y no hay acceso a financiamiento cuando los costos no paran de subir”, dijo Santiago Carlucci, de TUDA.

Noticia en desarrollo.