Alfredo David “Chango”Moreno, exdelantero de Boca y que tuvo una importante trayectoria por el fútbol mexicano, murió a los 41 años después de luchar contra un tumor maligno que tocaba parte de sus intestinos.

Atlético San Luis, club donde es ídolo, anunció su partida a través de las redes sociales. “Lamentamos profundamente el sensible fallecimiento de Alfredo “Chango” Moreno, jugador histórico del futbol potosino. Expresamos nuestras más sinceras condolencias a familiares y amigos”, indicaron en su cuenta de Twitter.

La despedida de Atlético San Luis, club donde era ídolo. Foto: Alfredo Moreno

El Chango había sufrido una obstrucción en la vesícula biliar y tuvo que ser sometido a una operación de urgencia en México. Allí, en pleno procedimiento quirúrgico, le detectaron un cáncer a causa de un tumor maligno.

Incluso, los futbolistas de Boca habían salido en el último duelo ante Newell’s con una pancarta para enviarle ánimo al excentrodelantero. “Fuerza Alfredo ‘Chango’ Moreno. El Mundo Boca está con vos”, señalaba.

Alfredo "Chango" Moreno Foto: Alfredo "Chango" Moreno

El pésame de Boca por la partida del Chango Moreno

El Xeneize, que jugará la final de la Copa Argentina ante Talleres, saldrá con un brazalete negro y habrá un minuto de silencio para conmemorar al exdelantero del equipo de la Ribera.

Además, despidió por redes sociales al exfutbolista: “Boca Juniors lamenta el fallecimiento de Alfredo Moreno, jugador surgido de la Inferiores y dos veces campeón con 18 goles en 38 partidos. Acompañamos a la familia en este triste momento y lo recordaremos por siempre con la alegría de sus festejos”.

Alfredo "Chango" Moreno Foto: Alfredo "Chango" Moreno

Su trayectoria en el fútbol y su participación en el Boca de Carlos Bianchi

El Chango Moreno surgió en Boca e hizo su primera pretemporada de la mano de Carlos Bianchi, en 1998. Al año siguiente se presentó por primera vez con la camiseta del Xeneize contra San Lorenzo.

Su jornada histórica llegó el 22 de marzo del 2000, cuando en un partido por Copa Libertadores en la fase de grupos en la victoria por 6 a 1 contra Blooming, el Chango convirtió cinco goles.

Además, tuvo algunos ciclos a préstamo a Necaxa y también en Racing, donde jugó apenas seis meses en el 2000. También pasó por el Shandong Luneng de China, en el 2002.

En 2003 regresó al Xeneize y volvió a formar parte del conjunto campeón de la Copa Libertadores, otra vez con Carlos Bianchi como entrenador. Después de ese último paso por Boca, regresó a México donde se radicó para siempre.

Vistió las camisetas de Necaxa, San Luis (donde es ídolo), América, Atlas, Tijuana (se coronó en el Apertura 2012), Puebla, Veracruz y Celaya. Y dejó su huella: es el futbolista argentino con más goles en el fútbol mexicano, con 146 tantos.