Independiente venció a Boca Juniors por 1 a 0 y de esta manera se subió al sueño de alcanzar un lugar en la Copa Libertadores del año próximo a partir del inminente título que puede alcanzar River Plate mañana, algo que sí ya empezarán a saborear los “xeneizes” aprovechando paradójicamente la conquista de su “superclásico” rival.

La inminencia del título de River Plate que podrá alcanzar mañana por la noche en el Monumental ante Racing Club hizo que sus clásicos rivales salieran a jugar esta noche en Avellaneda, por la 22da. fecha de la Liga profesional, con la mente puesta solamente en las copas internacionales, aunque con la salvedad que el “rojo” puede transitar hacia ellas solamente por esta vía de la Liga Profesional mientras que Boca cuenta además con la de la Copa Argentina.

Esa final que Boca disputará el 8 de diciembre desde las 21.10 ante Talleres, de Córdoba, o Godoy Cruz, de Mendoza, en el estadio Único-Madre de Ciudades, de Santiago del Estero, hizo que pensando en darle rodaje a todos los integrantes del plantel, el técnico “xeneize” Sebastián Battaglia realizara nada menos que siete variantes, el 70 por ciento de los jugadores de campo, respecto del anterior cotejo con Sarmiento (victoria 2 a 0).

Pero por lo pronto hoy Independiente le ganó a un Boca que terminó protestando una aparente mano de Sergio Barreto en el borde de su área, pero fuera de ella, a diferencia de la cometida por el mencionado Izquierdoz sí adentro en el primer período, justo antes del gol de Independiente que lo dejó a tres puntos de Estudiantes, que es el primero en estar clasificando a la Sudamericana y por ende está más cerca de la Libertadores.

Una Libertadores a la que después de esta derrota igual Boca puede acceder si River sale campeón mañana, ya que tiene un punto más que el “Pincha” en la Tabla Anual.

Mirá el gol

Las estadísticas de Independiente vs. Boca