Sebastián Battaglia se mostró conforme con la victoria de Boca ante Argentinos Juniors en las semifinales de la Copa Argentina y eligió cerrar su partido recordando un episodio polémico en la semana del “Xeneize”.

//Mirá también: Copa Argentina: el gol anulado que desató las quejas de Argentinos Juniors y la expulsión de Gabriel Milito

El DT aprovechó la clasificación a la final para bromear y alivianar la secuencia que envolvió al mundo Boca el último fin de semana.

Juan Román Riquelme, que había reunido a los futbolistas en el vestuario luego de la derrota ante el “Lobo” en la Bombonera, había intentado reducir la presión del episodio comentando que los juntó para “felicitarlos”. En esta ocasión, Battaglia se sumó al barco con una broma.

//Mirá también: Homenaje a Diego Maradona: así será la cinta de capitán y la pelota que se usará en el partido entre Boca y Argentinos Juniors

Además de valorar el trabajo de Argentinos Juniors y la complejidad de las semifinales, Battaglia tiró con ironía un saludo mezclado con la polémica con Riquelme: “Me voy, no vaya a ser cosa que se me metan en el vestuario”.

El entrenador eligió dedicarle el triunfo a su familia y “a la gente que te banca de verdad”. Luego de sus saludos, mandó su mensaje sobre los hechos que vivió el plantel el último fin de semana.