Este miércoles la provincia de Corrientes vivió un momento de mucha tensión cuando una madre se tiró sin dudar ni un segundo a un pozo para rescatar a su hijo de 3 años, quien se había caído por accidente mientras jugaba por la zona.

El pequeño cayó al vacío, una letrina de aproximadamente diez metros de profundidad. Lo que hizo que el rescate sea más fácil fue que no había una gran cantidad de líquido en el hoyo.

El incidente fue en la zona de Puerto Torres, en la ciudad de Santo Tomé, Corrientes. Al ver la situación, la mujer se desesperó por el riesgo que corría su pequeño ante la posibilidad de ahogarse ahí abajo.

Los vecinos avisaron rápidamente a la Comisaría 2da local y los efectivos fueron al lugar para colaborar en el rescate del menor de edad, según comunicó el medio Santo Tomé Online.

Los agentes usaron una escalera de metal para meterse en el pozo y salvar tanto al niño como a su madre, quien sostenía a su hijo con las manos bien arriba para evitar que le llegue el agua.

Los accidentados fueron trasladados al hospital local para corroborar que no hayan sufrido lesiones graves.