La provincia de Corrientes está atravesando una ola de incendios muy graves que afectan a animales, viviendas y personas. Este es el caso de Víctor Rey y Jessica Prada, quienes en diálogo con VíaPaís narraron la desesperación que vivieron el viernes 11 de febrero por la noche cuando se prendió fuego su campo en Mercedes.

El matrimonio se conoció hace 12 años en los Esteros del Iberá cuando Prada, oriunda del Gran Buenos Aires, decidió seguir su profesión de bióloga allá. Su futuro tomó rumbo de la mano de Rey y decidieron emprender de lo que aman: los caballos.

“Tenemos un emprendimiento: Hípico Santa María. Hace cinco años abrimos una escuelita de equitación con mi marido, en la cual contamos con 30 alumnos a quienes les enseñamos equitación, rienda, polo, incluso hacemos equinoterapia y también damos cursos de doma sin violencia”, detalló Jessica.

Además, se dedican a rescatar caballos que los usan como tracción a sangre, es decir, cuando los obligan a arrastrar cargas pesadas. De esta manera intentan reubicarlos con alguna familia. Para ello primero los rehabilitan, les sacan las mañas y así les dan una mejor vida.

Jessica Prada y Víctor Rey tienen una escuela de equitación en Mercedes, Corrientes. Foto: Gentileza

Sin embargo, un incendio interrumpió su tranquilidad. “A una vecina nuestra se le empezó a incendiar su hogar. En ese momento no se encontraba en Corrientes, sino en Buenos Aires, así que rompimos el candado y fuimos a apagarlo. Terminamos a las nueve de la noche cuando arrancó el viendo al revés y se nos prendió fuego nuestro lado. Fue una catástrofe”, recordó Víctor.

Jessica explicó que, como consecuencia de las llamas, perdieron 150 hectáreas de las 200 de pastura que tienen. Su dilema ahora está en cómo seguir manteniendo a sus 50 caballos y reparar los 4 kilómetros de alambrado que da sobre la ruta, el cual por seguridad deben recomponer.

Se incendió su campo de Mercedes y juntan rifas solidarias. Foto: Gentileza

Frente a la sequía histórica que está viviendo Corrientes, el pasto carece de humedad y abunda en sequedad, con lo cual el matrimonio descartó por completo la idea de que haya sido un incendio intencional.

Bajo la situación de desesperación, a la bióloga se le ocurrió recaudar fondos a través de rifas para poder alimentar a los animales. “Mi idea era recaudar bastante para poder darle de comer a los caballos mientras vamos pensando en una solución y vemos qué hacemos”, sostuvo.

Si bien el daño material ya está hecho: la pérdida de tierra y de los alambrados, a la familia de Mercedes le preocupa lo que se viene: el invierno. Es un problema porque el pasto no va a volver a brotar con la sequía que viven.

Jessica Prada y Víctor Rey tienen una escuela de equitación con 30 alumnos. Foto: Gentileza

No obstante, aseguraron que están vendiendo bastantes rifas. Asimismo, varios productores se han contactado con ellos para mandarles rollos de pastura y algo de forraje para alimentar a sus caballos.

Vecinos de Mercedes: la ayuda que salvó a la familia correntina del incendio

“Me siento con una mezcla de emociones. Tristeza, en primer lugar, pero la desesperación del momento del fuego ya pasó. También estoy con una inmensa gratitud por todos los mensajes y llamadas que estamos recibiendo de todos lados del país”, sostuvo la mujer.

El hogar de ellos fue resguardado con ayuda de sus vecinos, que lograron que las llamas frenaran a 100 metros de la casa. Tampoco murió ningún animal ya que pudieron sacarlos a tiempo, pero Hípico Santa María, su emprendimiento, quedó pausado.

De 200 hectáreas de pastura perdieron 150. Foto: Gentileza

“Mi pueblo salvó mi casa y mi vida -comenzó diciendo Víctor muy conmovido-. Lo mejor que tiene Corrientes es la gente de Mercedes, es muy solidaria. Todo el pueblo se hizo presente custodiando mi casa por horas. Me salvaron la vida”.

El ganadero, con la voz temblorosa y todavía abatido por lo sucedido, agradeció a los mercedeños por estar apagando el fuego a su lado. “Le debemos la vida, a mi pueblo Mercedes le debo la vida, la vida de nuestros caballos que son nuestra vida”.

Se incendió su campo en Mercedes y juntan rifas solidarias para mantener a sus caballos. Foto: Gentileza

La familia correntina recibe apoyo de distintos lugares del país y del mundo, desde San Juan, Santiago del Estero, Jujuy, Bariloche, hasta Chile. “No bajen los brazos, nosotros los cuidamos”, son los mensajes que les llegan cada día y les dan aliento.

Rey, el criador de caballos, comentó: “Estoy más aliviado, ahora hay que mirar para adelante, arremangarse y seguir trabajando. Empezar de vuelta, porque por lo menos tenemos la oportunidad de comenzar otra vez. Y cuando la gente nos dice que no dejemos nuestro sueño esto se hace más suave”.

Se incendió su campo en Mercedes y juntan rifas solidarias para mantener a sus caballos. Foto: Gentileza

La familia de Jessica Prada y Víctor Rey es una más de todos los damnificados por los incendios. Esta catástrofe natural se extiende por la provincia y genera mucho daño. “Hay gente que necesita mucha ayuda y ahí vamos a estar nosotros también”, finalizaron.

¡Queremos contar tu historia! Nos interesa lo que tenés para contarnos, escribinos a historias@viapais.com.ar y un periodista de nuestra redacción se va a comunicar con vos.