Poco después de que Leonardo Dicaprio hablara sobre los yaguaretés que nacieron en Corrientes y de que felicitara al gobierno argentino por el compromiso en restaurar la icónica especie, se visualizó otro animal en la zona que dejó sorprendidos a todos. Una anaconda gigantesca fue vista en el camino del Parque Nacional Iberá.

Una curiyú o también conocida como anaconda amarilla, fue vista en Corrientes en las últimas horas. Personal del Rincón del Socorro grabó el momento y lo dio a conocer en sus redes.

Se trata de una serpiente no venenosa que habita los esteros y zonas pantanosas. Sobre su aparición, el profesional escribió: “Normalmente, cuando son así tan grandes y voluminosas, son ejemplares hembras”.

A su vez, agregó: “Tienen una vida muy larga, de entre 30 y 40 años, y a medida que se hacen más grandes se hacen más lentos sus movimientos, su desplazamiento se torna torpe y son muy pesadas”.

Por su parte, el animal no es peligroso y, su principal reacción es intentar huir o camuflarse. Raramente ataca a los seres humanos.