Corrientes: transformó su lucha contra la depresión en una iniciativa solidaria para su provincia

Un correntino realiza campañas solidarias para acompañar a quienes atraviesan un problema de salud mental.
Un correntino realiza campañas solidarias para acompañar a quienes atraviesan un problema de salud mental. Foto: iStock

Se trata de un joven de 23 años oriundo de Mercedes, muy conocido entre sus vecinos justamente por dedicar sus días a ayudar a quienes más lo necesitan.

Santiago Agustín Pauli es un nombre que resuena entre los rincones de la ciudad correntina de Mercedes. Este muchacho, desde hace años, se dedica a brindarle una mano a sus vecinos, y entre las tantas campañas solidarias que realizó, actualmente pretende enfocarse en aquellos que sufren depresión.

En diálogo con VíaPaís, el mercedeño de 23 años confesó que él mismo atravesó por esta situación tiempo atrás. Un vacío profundo lo consumió y sus ganas de continuar fueron disminuyendo, hasta que con ayuda profesional logró afrontarlo.

“Nunca me faltó nada material, pero sí me faltó muchas veces que alguien me escuche, que me dé un abrazo en esas noches que lloraba”, comentó. Una vez que pidió ayuda y se empezó a rodear de buena compañía, poco a poco salió de ese hueco en el que se ahogaba.

Los padecimientos mentales no son una realidad aislada al país. Estudios hechos por la Organización Mundial de la Salud revelaron que en Argentina, 1 de cada 3 personas presenta un problema de salud mental a partir de los 20 años.

Santiago Agustín Pauli, el mercedeño que se solidariza con su ciudad.
Santiago Agustín Pauli, el mercedeño que se solidariza con su ciudad. Foto: Gentileza

Pauli entiende que esto es algo que sucede, y no sólo porque lo ha vivido él mismo, sino porque a diario le llegan mensajes de gente que se encuentra atravesando algo similar. Muchos de ellos, según contó, no tienen las herramientas necesarias para confrontarlo, con lo cual, su objetivo es lograr un cambio.

Santiago, el correntino que impulsa campañas contra la depresión

“Hace unos meses me propuse, en primer lugar, crear un grupo de apoyo y contención para ayudar a esas personas que atraviesan depresión, ansiedad. La idea es contar con un lugar físico y un equipo consolidado por muchos miembros”, explicó.

Lo que busca, en otras palabras, es llegar a aquellos que necesitan compañía, ya sea brindándoles un hombro, una oreja o un abrazo. Con la influencia que tiene el mercedeño, pretende que los vecinos de su ciudad -e incluso de otras- se animen a pedir ayuda y acudir a este sitio.

Quiero ayudar a encontrarles un sentido a sus vidas, darles una alternativa”, sostuvo Santiago. Desde hace años que está completamente abocado a su pueblo. Se lo ve constantemente caminando por los barrios, haciéndole llegar pedidos al gobernador, y así logrando que la inclusión social no sea solo un sueño de algunos.

Corrientes lucha contra la depresión: una deuda del Estado con todo el país

Si bien el apoyo y acompañamiento de un par nunca está demás, una de las herramientas claves que le permitieron a Santiago salir de la depresión fue la ayuda de un profesional. Sin embargo, no todos tienen esta alternativa, que parece ser más un beneficio que un derecho.

“Mucha gente no tiene dinero para acudir a uno, ni puede acceder a consultorios privados, por ejemplo, y toman drásticas decisiones”, comentó el correntino, y agregó: “Por eso, busco que el Estado brinde más apoyo e invierta en salud mental”.

El pedido de Pauli aspira a que hayan más psiquiatras y psicólogos tanto en hospitales públicos como en escuelas estatales de la provincia. No obstante, si bien apuntó a que esto ocurra en Corrientes, su deseo a futuro es que se implemente en todo el país.

Santiago Agustín Pauli busca crear una red de salud mental en Corrientes.
Santiago Agustín Pauli busca crear una red de salud mental en Corrientes. Foto: Redes sociales

Algo similar a lo que plantea logró llevar a cabo tiempo atrás. Pudo comunicarse con el ministro de Salud correntino, y uno de los hospitales de su pueblo recibió a un psiquiatra para acompañar a los pacientes que lo necesitan. No obstante, quiere que esto ocurra en todo el territorio y, luego, a lo largo de Argentina.

“Mi idea es que acompañen a los ciudadanos. Son miles de personas que sufren depresión, ya sea por pérdida de un familiar, de trabajo, o por no poder ir a estudiar, entre otras cosas. Son miles los motivos que azotan a la gente y que luego cae en depresión”, comentó.

Si bien esta red de salud mental que pretende crear ya está haciendo eco, todavía no ha recibido una respuesta concreta. Por ello, busca que funcionarios provinciales y nacionales se adhieran a su iniciativa y colaboren con él.

EL JOVEN MERCEDEÑO TAMBIÉN CREÓ UN BANCO DE MEDICAMENTOS SOLIDARIO

En varias ocasiones, Santiago ha recibido críticas, en donde se lo acusa de que su verdadero objetivo es conseguir algún puesto político. Sin embargo, en los años que lleva aportando su granito de arena, aseguró que jamás ha pedido algo a cambio.

Entre sus tantos logros, uno de ellos fue crear un Banco de medicamentos solidario. Una tarde, mientras tomaba unos mates, se preguntó cómo podría ayudar a la gente a ahorrar un poco, teniendo en cuenta el contexto de inflación que vive el país.

Santiago Agustín Pauli, el joven que crea campañas solidarias para sus vecinos de Mercedes.
Santiago Agustín Pauli, el joven que crea campañas solidarias para sus vecinos de Mercedes. Foto: Gentileza

Instantáneamente pensó en los medicamentos: insumos de gran importancia, pero con un elevado costo que los hace casi inaccesibles para algunas personas. Con lo cual, se puso en campaña para que esta realidad cambie.

La idea entonces llegó a su mente, y al ponerla en práctica fue todo un éxito: “Le consulté a un amigo y me comentó que a veces las obras sociales les dan remedios de más a sus afiliados, y pensé en pedirle a aquellos que les sobran para dárselos a quienes lo necesitan y no tienen una cobertura médica”.

Así fue cómo nació este Banco de medicamentos solidario. Pauli logró recaudar $5.000.000 en remedios a valor de farmacia. Esta movida continúa latente en la actualidad, y todos los días se van dando fármacos a la gente de bajos recursos que los necesita, y que le sobran a otros.

Santiago ayudó a que Ramiro consiga la silla de ruedas que necesitaba.
Santiago ayudó a que Ramiro consiga la silla de ruedas que necesitaba. Foto: Gentileza

Mis proyectos solidarios por ayudar a los humildes surgen porque me veo en ellos. Siempre me digo: ‘¡Yo también necesité ayuda muchas veces, pero nadie me dio la mano y sufrí en silencio!’, entonces necesito hacer algo al respecto”, confesó.

Ya sea conseguirle medicamentos a la gente, hacer colectas o ayudar a niños, su fin último está en el otro. En los últimos meses se ha propuesto un nuevo desafío: acompañar a sus vecinos en esa batalla y lograr que le hagan frente a sus problemas de salud mental.

“Mi consejo es que no guarden nada. Si tienen que llorar, lloren, es una forma de desahogarse. Pero cuenten qué es lo que les pasa, qué les pone triste, porque cuando uno calla es peor. Tengan en cuenta que todo tiene solución”, fueron las palabras del mercedeño, que alguna vez él también necesitó.

¡Queremos contar tu historia! Nos interesa lo que tenés para contarnos, escribinos a historias@viapais.com.ar y un periodista de nuestra redacción se va a comunicar con vos.