Un efectivo de la fuerza se interpuso entre el femicida y las hijas de su víctima fatal evitando una tragedia mayor. El hecho ocurrió en el mediodía del domingo, el femicida se encuentra detenido.


El hecho conmocionó al barrio Pirayuí de la Capital de Corrientes en el mediodía del domingo cuando Ramón Medina asesinó a Rosalía Romero atacándola con dos cuchillos de carnicero e intentó herir a las hijas de esta, una de ellas con un bebé. El femicida se encuentra detenido.

Al producirse el ataque, las chicas gritaron pidiendo ayuda y un vecino policía se metió en su casa, y con amenazas de su arma de fuego logró hacer huir al atacante, a tiempo para poder ayudar a la hija adolescente de Rosalía, que también había recibido puñaladas.

Un policía detuvo el ataque de un femicida.

El sargento primero Eduardo Antonio Dacunda es hijo de policías y padre un efectivo de la misma fuerza. Vive en el mismo barrio y al percatarse de los gritos de las víctimas no dudó en ingresar a la casa de su vecino en defensa de las víctimas.

No pudo salvar la vida de Rosalía, pero sí de sus otras dos hijas que estaban siendo atacadas por el femicida. Una de las víctimas tiene 17 años y recibió varias puñaladas, se encuentra internada en el Hospital Escuela.




Comentarios