Esto ocurrió en la ciudad de Saladas el fin de semana, la fiesta la organizó el hijo de la mujer policía.


Durante la madrugada del domingo se desactivó una fiesta clandestina en la ciudad de Saldas, distante a cien kilómetros de la Capital de Corrientes. El dato particular es que la dueña de casa sería un integrante de la policía de la provincia.

La policía de Corrientes desactivó una fiesta clandestina que se desarrollaba en la casa una mujer policía.

Esta mujer policía se desempeña en la comisaría segunda de la localidad, los vecinos denunciaron el hecho y al llegar los efectivos corroboraron el aglomera miento de más de 30 personas en el lugar.

“La dueña de la casa sería una sargento que trabaja en la actualidad en la dependencia de la zona” precisó el portal de noticias InfoSaladas. La fiesta fue organizada por el hijo de la mujer policía.




Comentarios