Finalmente este jueves atraparon en Bell Ville al preso que había escapado del Hospital Pasteur de la ciudad de Villa María, informaron voceros policiales, que consignaron que los tres efectivos de la Policía de Córdoba que custodiaban al interno fueron sancionados.

Sobre la captura, el fiscal villamariense René Bosio explicó: “Se realizaron varios allanamientos en Bell Ville, ya que la inteligencia realizada en torno al caso nos indicaba que allí debía centrarse la búsqueda”, dijo en declaraciones a El Diario.

El prófugo atrapado es Matías Alejandro Ponce, preso por narcomenudeo y a la espera de un juicio, quien fue internado en el nosocomio a raíz de un problema de salud vinculado a la tiroides. Fue en horas de la mañana del miércoles, cuando Ponce logró escapar de la terapia intensiva.

“Los dos guardias se habían quedado dormidos y el subadjuntor, que debía controlarlos, no los controló. No sabemos qué estaba haciendo”, dijeron desde el Tribunal de Conducta a la hora de informar que tres empleados del Servicio Penitenciario de Córdoba habían quedado en situación pasiva a raíz de la fuga.

Hasta el momento, no están claras las circunstancias del escape, ni siquiera por dónde logró huir. Ahora, efectivos policiales de la Departamental General San Martín y una brigada de investigadores están tras los pasos del acusado.

En tanto, los efectivos policiales fueron puestos en situación pasiva, con el armado de un sumario interno, por algo que parece ser un hecho de negligencia. A su vez, hay una causa abierta en la fiscalía de turno a cargo de René Bossio.